lunes, 11 de septiembre de 2017

BETANZOS Y PARQUE PASATEMPO

Hola a tod@s!! 


Por aquí hemos vuelto con muchas ganas después del verano, y tenemos muchas historias para contaros por si os apetece hacer.

Empezamos por Betanzos, ya que nos apetecía visitar el Parque do Pasatempo que nos habían recomendado nuestros amigos de "Polo correo do vento", así que hasta allí nos dirigimos.

Como siempre usamos el movil para no perdernos y que nos llevara a nuestra ubicación, y la verdad es que no tuvimos problema. Queda en la Avenida Fraga Iribarne, y cuando, tras pasar varios supermercados y zonas comerciales, veáis una pasarela encima de la carretera, giráis a la derecha para poder aparcar el coche. Allí hay un campo de fútbol y una guardería de las de galiña azul así que no tiene pérdida.




Al entrar veréis el parque nuevo, con un estanque, laberinto de setos, un templete y una zona con bancadas. Pero eso no es el parque do Pasatempo como creíamos, sino que subimos a la pasarela y allí ya nos estaba esperando un voluntario de la Asociación del Parque do Pasatempo que se ofreció a hacernos una visita guiada gratuita y la verdad, es que no pudimos hacer nada mejor, porque nos enseñó un montón de cosas. Ya desde la pasarela nos enseñó todo lo que abarcaba originariamente el parque cuando se construyó y que por desgracia ya no existe, además de que hay una carretera por medio que lo partió en dos.






Al pasar la pasarela, el guía nos llevó por donde sería la entrada original, y nos introdujo en uno de los túneles que sino llega a venir con nosotros no nos metemos ni de broma, así que gracias a él vivimos una aventura muy al estilo de Tadeo Jones, jajajaja...




Por las paredes de los túneles hay un montón de animales dibujados, de hecho nos enseñó una jirafa recién descubierta pero también el hueco que dejó un elefante que se desplomó hace poco. Y es que es una pena que tengan este parque olvidado, es precioso y esta asociación hace una gran labor de divulgación e investigación para que no se pierda, así que os animo a visitarlo porque a nosotr@s nos encantó y no entiendo como no se invierte en él.


La parte de abajo, la que se ve desde la carretera es una zona donde debería haber un estanque aunque ahora mismo está sin agua, pero se puede apreciar lo bonito que fue en su época. Hay muchos detalles en todo el parque, sobre todo nos contó el guía que Juan García Navieira, que fue el que ideó el parque, introducía elementos novedosos de la época como un zepelín, un buzo o una avioneta. También se representó a si mismo en varias esculturas, en una de las cuales aparece sobre un camello en un viaje que hizo a Egipto. 

Una de las cosas que nos dijo el guía es que los visitantes podemos hacernos fotos pero respetando el parque, no pisar los mosaicos que hay en el suelo ni subirse a las esculturas. Entre todos está que se conserve lo mejor posible.



Una de las zonas que más nos llamó la atención es la pared de los relojes, parece ser que no coinciden con las franjas horarias de los distintos lugares que indica y no se sabe muy bien porque se hizo. Puede que sea para enseñar a los niñ@s las horas, o como un juego, al fin y al cabo hay quien dice que fue el primer parque temático de Europa.




Otra zona chulísima, es una que me recordó al Parque GÜell de Barcelona, con sus columnas en forma de árbol y donde aún se conserva alguna escultura de dinosaurio.




Y casi llegando a la parte más alta, este león impresionante que Juan García Navieira colocó para demostrar a todos que no se iba a caer el techo de la gruta, aunque tiene truco que si tenéis suerte os contará el guía que, como a nosotros, os espere a la entrada del parque ;)




Para comer nos recomendó el guía comer en la Taberna Escondida, en la Travesía Progreso en el centro de Betanzos. Nosotros aparcamos en un parking en el centro y de ahí ya queda cerca. Como es muy famosa la tortilla de Betanzos, la probamos y nos encantó, además de la ensalada de tomate de la huerta y varias cosas más, todas buenísimas.




Para el café nos fuimos a la cafeteria que hay en el bajo de la antigua casa de Juan García Navieira, que es preciosa. Nos quedamos en la terraza para que las niñas jugaran en una pequeña placita, pero si entras a la cafetería verás la decoración de madera que debe ser de la época y es impresionante.



Después del café nos fuimos  a dar un paseo por el casco histórico de Betanzos, subiendo por la rúa Castro para ver la torre Municipal y callejeando disfrutamos de las distintas construcciones de la villa, donde hay varias iglesias, pazos y placitas muy bonitas.




Y como no podia ser de otra forma, encontramos un parque infantil donde las niñas pudieron merendar y pasar un buen rato antes de volver a coger el coche.



Espero que os haya gustado y os animéis a visitar Betanzos, sobre todo el Parque do Pasatempo para que así se pueda recuperar y sea un lugar aun más espectacular si cabe.




2 comentarios:

  1. Qué bueno que el verano te haya traído ganas de llevarnos otra vez de viaje contigo ;)
    Me lo anoto, seguro que merece la pena.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...