jueves, 30 de junio de 2016

RIBEIRA SACRA


Hola a todos!


Sé que estuve desaparecida unos días pero hubo un buen motivo y es que, estuvimos recopilando ideas y consejos para los que estéis pensando en hacer una escapada a la Ribeira Sacra ;) Aquí os los dejo.

Lo primero, deciros que es un destino cercano e ideal para niños y mayores. Los paisajes son preciosos y las niñas lo disfrutaron mucho y nosotros también. Sólo fueron tres días pero los aprovechamos al máximo!

Fuimos a casa de unos amigos así que no puedo aconsejaros sobre alojamiento, pero sí sobre otras cosas.




El primer día ya fuimos de ruta por los miradores. Visitamos varios, entre ellos el  mirador de Pena do Castelo, que está junto a una capilla dedicada a San Mauro, en donde existió un antiguo castro. Queda cerca de Sober, que era donde vivían nuestros amigos, por eso nos decidimos por ver los miradores más cercanos a nuestra zona para no darles a las niñas mucha paliza en coche, pero seguro que donde vayáis hay miradores cerca ya que hay muchos y muy buenos, tanto a una orilla como a otra del Sil. Éste, en concreto es muy chulo y las vistas son muy buenas aunque es cierto que el acceso para niños no es el mejor así que OJO con ellos. La foto que veis abajo es la de este mirador para que os hagáis una idea. En cambio, en la foto de arriba, es de otro de los miradores de la zona, que es más seguro para las niñas, y desde donde se ve el Monasterio de Santa Cristina.



Además de miradores también podéis acercaros a la Alfarería de Gundivós, donde conocimos a Elías y su mujer, que nos enseñaron el taller de alfarería, y también una exposición de piezas antiguas de esta cerámica tan curiosa. Además aprovechamos para comprar un par de piezas que nos llevamos de recuerdo. 

Esta alfarería está ubicada en una antigua casa rectoral rehabilitada que tiene un patio interior precioso donde están los tornos que utiliza Elias para hacer las piezas, nos explicó como hacen para que cojan ese color negro característico de la cerámica de Gundivós y nos enseñó algunas piezas curiosas que a mí me dejaron alucinada, y es que hasta hay sacaleches, si, si... como lo oís, lo que antiguamente usaban las mujeres para sacar la leche durante el periodo de lactancia..

Os dejo el enlace de la Alfarería, nosotros llamamos antes de ir, y fuimos solos pero también hacen visitas guiadas a grupos, no os la perdáis si estáis por la zona, vale la pena y son encantadores, además es una ocasión para que los más peques conozcan un oficio que hoy en día está prácticamente desaparecido...






Otra cosa que queríamos conocer era la bodega de la Rectoral de Amandi, pero cuando llegamos nos encontramos con que el horario de visitas era solo de mañana de martes a viernes así que nos quedamos con las ganas, pero aprovechamos para bajar al mirador de Doade que queda cerquita. Nosotros bajamos en coche, pero andando es un paseo, lo malo será la subida ya que es bastante empinado, así que si lleváis niños pequeños pensadlo antes de ir andando.


Otro sitio para conocer es A Cantina, un sitio para comer o tomar algo con un parque infantil al lado. Está en Doade, y aunque nosotros sólo tomamos un refresco después de ver los miradores, tiene muy buena pinta para comer, con el aliciente de la zona para los niños, que así ellos también lo disfrutan.


El sábado nos fuimos a la ruta en barco por los cañones del Sil. Nosotros salimos de Doade, y la ruta que hicimos duraba dos horas, una hora ida y otra vuelta. A la ida la guía nos iba explicando todo, desde las curiosidades de la vendimia de esa zona hasta la búsqueda de las distintas formas que se van formando en las rocas de los cañones por los que vamos pasando. Además, las vistas son espectaculares y aunque es cierto que a las niñas dos horas se les hizo pesado (con solo la primera hora les hubiera bastado) creo que vale la pena el viaje.







Por cierto, una de las ventajas de ir con niños es que, aunque el embarque se hace por orden de reserva al ir con los peques tenéis preferencia y podéis coger un sitio en la parte de arriba del barco que para mi gusto es desde donde mejor se ve todo.


Otra opción es un recorrido por los cañones del Sil en un tren turístico que seguro que a los niños les encantará, aunque nosotros no nos atrevimos y es que no es apto para gente con vértigo, según nos advirtieron, así que nos quedamos con la opción de barco ;)



Espero que os haya gustado y que os animéis a conocer esta zona que a nosotros tanto nos gustó. Me despido hasta la vuelta de vacaciones ya que ahora que las peques están sin cole aprovecharemos para hacer excursiones y rutas para poder contaros después.

Hasta la vuelta!!!


4 comentarios:

  1. Gracias Mavi, siempre te leo y así tengo una referencia para lugares a visitar. Un abrazo, Isabel

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Isabel! Me alegro que te guste!

    ResponderEliminar
  3. Este verano teníamos pensado llevar al peque así que esta entrada me viene de perlas! Es genial! Mil gracias, Mavi. Biquiños!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...