lunes, 9 de mayo de 2016

BELUSO Y EL BOSQUE ENCANTADO DE ALDAN!

Hoy nos vamos a la playa! ya sé que es primavera pero también en primavera se puede disfrutar de las playas de nuestra costa, sobre todo en días como los que tuvimos la semana pasada (aunque ahora nos parezca un espejismo)



Os propongo la zona de Beluso en Bueu, y de Aldán, en Cangas. Primero nos vamos a Beluso, hay sitio de sobra para aparcar en el pequeño puerto y podemos bajar a la playa, que, aunque es pequeña, en primavera está sólo para nosotros. 



Frente a la playa está el restaurante "A Centoleira" que no necesita presentación, y se come fenomenal. Si el día está muy bueno se puede comer fuera, las mesas están pegadas a la carretera, es cierto, pero son pocos los coches que pasan y vale la pena si los niños quieren bajar a la playa y queréis tenerlos controlados. Si, aunque hace buen día, sopla aire, es mejor comer dentro, tiene varios comedores, uno de ellos, la sala de banquetes, es muy amplia y está en la zona de arriba y así disfrutáis de las vistas.



Seguro que todo está riquísimo pero nosotros probamos los arroces y son espectaculares, no os los perdáis!

Para la tarde, os propongo Aldán, que queda a unos cinco minutos en coche, hay también una playa y justo al final está "O Con de Aldán" un restaurante con una terraza sobre el mar en el que se come estupendamente, aunque nosotros esta vez solo fuimos a tomar algo después del paseo por la playa.. Si váis, se puede comer en la terraza aunque el comedor interior también es una chulada y si tenéis que usar el servicio no os pedáis las vistas por la ventana ;)



En Aldán está también el "bosque encantado" en la Finca del Frendoal, ahora propiedad del Concello de Cangas. Para ir hay que cruzar la carretera PO-315 desde la playa de Aldán y la verdad es que no hay señalización ni está muy accesible pero vale la pena adentrarse.



Hay que destacar sobre todo la vegetación que es la que le da el encanto, hay robles, castaños, laureles... el paseo es muy agradable hasta llegar a un acueducto elevado (O Arco da Condesa).

Y por fin, llegamos al pequeño castillo con foso y puente levadizo, ahora mismo está muy descuidado y no nos atrevimos a entrar ni dejamos que los niños lo hicieran pero sólo verlo ya hace volar la imaginación. Aprovechamos para merendar junto a él en los bancos de piedra disfrutando del ambiente de cuento. Os dejo el enlace del concello de Cangas, donde nos recomiendan la visita.






Espero que os haya gustado y nos vemos el lunes!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...